DIFERENDO ENTRE PUERRES Y CÓRDOBA

El diferendo establecido entre estos dos municipios, es más que todo histórico ya que se viene dando desde tiempos de la colonia, por los territorios comunales adjudicados a los indígenas de Males por los españoles, en los cuales la propiedad era colectiva, más no su forma de explotación que, a veces, se hacía individualmente o por familias, pero siempre para pagar tributos por el cabildo o sostenimiento del cura, doctrinero, escribano, etc.

Como los territorios de Puerres siempre fueron dependientes política y administrativamente por las distintas dependencias de Males, como el resguardo indígena por medio de sus representaciones y autoridades del cabildo, vienen corroborando la identificación de linderos mediante título constitutivo No. 509 de enero 13 de 1906 de la Notaría del Círculo de Ipiales, provincia de Obando. En la última acta de deslindes de septiembre 29 de 1980, el resguardo de Males defiende las siguientes posesiones:

Sector Cerro San Francisco – Cerro Precipicio, partiendo del cerro San Francisco se continúa en dirección este, por las divisorias de aguas del Páramo Buena Vista hasta encontrar el cerro Azuay, se sigue en dirección general este y luego noreste por la divisoria de aguas del Páramo Buena Vista hasta encontrar el cerro Precipicio.

Sector Cerro Precipicio, desembocadura del río Tescual en el río Guáitara, partiendo del cerro Precipicio se continúa en dirección oeste hasta encontrar el nacimiento de la quebrada El Galpón, se sigue por estas aguas abajo hasta su desembocadura en el río Tescual, se continúa por el río Tescual aguas abajo hasta la desembocadura en el río Guáitara. De la misma manera, en su artículo dice: que este límite es el que se reconoce y se reconocerá para todos los efectos legales consiguientes.

Las delimitaciones son escritas textualmente de acuerdo al acto de deslinde de la fecha más arriba anotada que se encuentra en el IGAC.

Ante esta acta descrita del resguardo de indígenas de Males, parece que el alcalde del municipio de Córdoba (Omar Bolaños) se interesó por hacer respetar esas escrituras y entrar a negociar con el alcalde de Puerres (Antonio López Salcedo) las delimitaciones territoriales de cada municipio que, por su puesto, fue definido por la Asamblea Departamental con la ordenanza No. 30 de 1987, con la cual aclara deslindes que favorecen a Córdoba y que, de todas maneras, no están contempladas en la ordenanza No. 39 de 1991 y No. 40 de 1944.

En la actualidad, el honorable diputado Francisco Javier Revelo H., preocupado por hacer respetar los límites de su tierra natal, por medio de la ordenanza No. 023 del 20 de noviembre de 1990, logró hacer derogar la ordenanza No. 30 de noviembre 18 de 1987 que está estipulado deslindes que perjudicaban los intereses de Puerres. Fue sancionado por el gobernador de ese entonces, Luis Ernesto Cháves.

Colors